Guerrero de Gredos 2017: No hay dos sin tres

Porque hace un mes participé en el que ha sido mi tercer medio maratón de montaña (22 km) en la  querida tierra de Candeleda en la Sierra de Gredos.

Es una carrera que me tiene enamorado por su circuito, pueblo, gente, voluntarios, organizadores, compañeros de carrera…

Es un fin de semana maravilloso. Empezando por el alojamiento. Una casa dentro de una finca a las afueras de Candeleda que fue genial, piscina incluida y en medio de un remanso de paz.

Fui como siempre acompañado por mi querido grupo y ya familia de los Tigers Running Club los cuales fuimos a apoyar la carrera que con tanto mimo y cariño prepara nuestro entrenador Alberto. Se hace de querer el maldito.

La carrera como siempre estuvo muy bien organizada, con apoyo de voluntarios en todo momento, trazado perfectamente señalizado y esta vez el tiempo acompañó.

A pesar de la poca preparación verano mediante, acabé la carrera sin ningún problema y mas convencido de nunca del siguiente gran reto para el 2018…

Culminamos el fin de semana con las fiestas de Candeleda, dentro de un gran recinto con escenario y buena música electrónica y un baño en las piscinas naturales.

Habrá cuarto Guerrero de Gredos sin duda alguna.

Advertisements

Maratón de Praga 2017; Una gran lección de la vida

Os conté en el anterior post como me había preparado para el que sería mi tercer maratón, en Praga.

Fue un fin de semana inolvidable con todo el equipo Tigers Running Club y mi compañera de aventuras que correría el medio maratón.

Todo el fin de semana fue maravilloso, conociendo una ciudad con muchos lugares con historia y muy bien conservados.

Pero sobretodo aprendimos que los habitantes de Praga, llevan toda la vida luchando, llevándose golpes en forma de guerras e invasiones y levantándose y continuando su vida en todas y cada una de esas situaciones.

Y eso es lo que ha sido mi camino hasta el maratón de Praga.

A 3 semanas del maratón me lesioné y tuve que parar de entrenar hasta una semana antes del mismo.

Esa última semana apenas se hacen kilómetros por lo que no pude tener la seguridad de que podía aguantar los 42 km. No tuve dolor ninguno la última semana pero no era una garantía. Parecía recuerado pero…

La carrera tuvo dos mitades, dos medios maratones.

Los primeros 21 km fueron maravillosos. Ritmo perfecto y acompañado con todos mis compañeros. Y justo cuando se unió a mi Emma para completar los segundos 21 km juntos, la pierna vuelve a doler como hace 3 semanas… y el mundo se vino abajo.

No podía correr sin dolor y tuve que aminorar el ritmo hasta que sobre el km 30 decidí que no valía la pena seguir corriendo. Lo importante había seguido vivir el camino hasta la salida y no acabar era un problema menor comparado con una lesión de mayor envergadura.

La pena mas grande para mí era que Emma estaba sacrificando su carrera por mí, por estar a mi lado y no dejarme solo. Le dije que me iba a retirar y que siguiera ella a su ritmo.

Pero entonces ella me cogió de la mano y me dijo que si podía andar sin dolor, llegábamos a meta juntos.

Así que así sucedió, recorrimos los últimos 12 km juntos, de la mano y andando.

La llegada a meta os aseguro que fue una mezcla de sentimientos donde a pesar de todo lo ocurrido fui feliz.

Feliz de recorrer un camino con la mujer de mi  vida. Feliz de saber parar a tiempo. Feliz de disfrutar de la carrera en ambas situaciones. Y feliz de recuperarme a las dos semanas de manera perfecta y llevar desde entonces corriendo sin problemas.

Feliz.

Maratón de Praga 2017; La cuenta atrás

3 meses entrenando por la mañana o por la noche, en el Retiro, en la casa de campo o incluso en el gimnasio cuando las molestías lo han impedido, lloviendo,con frío o calor, fuera fiesta o laborable…

Y llega el momento de culminar este viaje con los últimos 42.195 metros.

Pero este camino no lo he hecho solo, no. Habría sido imposible.

En el camino he tenido a mi lado a mis compañeros de carreras y casi de la vida de Tigers Running Club, que han dado muchas zancadas a mi lado, compartiendo esfuerzo, alegría, motivaciones, satisfacciones, lamentos…

Ha habido varias carreras de preparación como ya comenté anteriormente y las he disfrutado mucho. Eso ya lo tengo dentro mi y no me lo quita nadie.

El Maratón de Praga ostenta el privilegio de ser el séptimo más rápido y ha sido votado como uno de los maratones más bonitos de cuantos se disputan en todo el planeta.

A diferencia de  por ejemplo del Maratón de Berlín o el Maratón de Madrid, el Maratón de Praga tiene 22 años de historia nada mas. El primero se celebró en 1995 y hasta ahora lo ha ganado en 13 ocasiones un corredor keniata.

De hecho, el Maratón de Praga en categoría masculina solamente lo ha ganado en una ocasión un atleta europeo, el portugués Hélder Ornelas con una marca de 2:11:49, siendo el record de la prueba 2:05:39 de Eliud Kiptanui .

El recorrido es por el asfalto del centro de la ciudad y es un trazado eminentemente llano, con algunos tramos adoquinados.

Aquí os dejo también un reportaje del maratón emitido en TVE en el 2013.

Y también he aprendido a gestionar los momentos donde no había manera de entrenar por falta de tiempo  o fuerzas, por las cosas del día a día. A gestionar que es importante en cada momento y que no pasa nada si un día no entrenas, el mundo no se acaba amigos.

Y sin duda he confirmado que estoy al lado de la mujer de mi vida. La vida es maravillosa; corriendo además es mas interesante y al lado suyo es algo único.

Llego mas o menos en forma y con bastantes posibilidades de mejorar mi marca personal (3:30) en este el que será el tercer maratón, de muchos espero.

Asi que todo preparado para Praga … El domingo 7 de Mayo a tope!

Camino del Maratón de Praga; Entrenamientos y sensaciones

Ese es el objetivo que tengo en el horizonte, el maratón de Praga. Mi primer maratón fuera de España, tercero en mi corta carrera como corredor popular (3 años).

Lo afronto con mas seguridad y experiencia que los dos primeros y un objetivo sencillo y realista. Bajar mi marca de 3:30 en Barcelona.

Empecé la preparación hace dos meses con un peso mucho mas adecuado que el año pasado y en perfecto estado de salud.

Además este año por fin he realizado mi primera prueba de esfuerzo en el Reebok Sports Club de Serrano gracias a un acuerdo de colaboración con mi club, Tigers Running Club.

Resultado favorable y vía libre para correr en Praga para bajar de 3:30.

Los dos primeros meses de entrenamiento los he realizado bastante bien y han confirmado junto con la prueba de esfuerzo que el ritmo de 4:50-4:55 minutos por kilómetro es factible.

He aprovechado para salir a hacer un poco de Trail por la Pedriza, correr la carrera de los bomberos en Madrid y el medio maratón de Madrid como parte del entrenamiento y las sensaciones son muy buenas.

Los planes de entrenamiento que estoy siguiendo los comparto por si os son útiles.

 

En próximos días hablaremos de como es el maratón de Praga

Felices kilómetros amigos.

El Guerrero de Gredos 2016: la leyenda crece

Mes y medio ha pasado desde que volví de las vacaciones y de mi segundo Guerrero de Gredos.

Antes de empezar el verano os contaba que tenía como reto completar la distancia de 45 km lo cual sería mi primer ultra en esa tierra que tanto aprecio.

Pero no pudo ser. No fui capaz de entrenar  durante el verano por falta de tiempo, calor, y cansancio.

Y me vi obligado por mi sentido común a abandonar la idea (cosa que no suelo hacer) y cambiar mi inscripción a la distancia de 22 km, con un recorrido que ya conocía al haberlo completado la primera edición y ser una distancia que sabía podía completar de nuevo. El recorrido es igualmente bonito y tenían alicientes suficientes con una exigente subida y una divertida bajada con repechos.

IMG_20150904_230554147

Recordé lo que disfruté la primera edición el recorrido de 22 km y no dude en que era mejor elección disfrutar esos 22 km que arrastrarme y no completar 45 km.

Fue dificil tomar esa decisión, no suelo renunciar a nada que me propongo.

Pero en este caso valió la pena. El objetivo sigue ahí y algún día lo lograré.

Y a cambio pude disfrutar de un fin de semana maravilloso por esa hermosa tierra llamada Candeleda con un grupo de amigos corredores con los que comparto el día a día en Tigers Running Club.

14203234_10209429781600030_1970537621193429519_n

 

Ciñéndonos a la carrera os puedo decir que la organización fue bastante buena. Todo lo que estaba en sus manos estuvo bien hecho y a tiempo.

La atención recibida como corredor fue muy buena y solo hubo un pero que no estaba en su mano controlar; el extremo calor que hubo durante  la carrera y dificultó mucho la misma.

El año pasado en esas mismas fechas no se llegó a los 30 grados y en esta edición tuvimos mas de 40 grados.

Podrías pensar en cambiar la fecha de la carrera o adelantar la hora de salida, sobretodo para las distancias de 14 y 22 km.

El adelanto de la hora me parece que sería una buena decisión (ojo que habría que correr sin luz al principio) pero el cambio de fecha lo veo complicado porque o bien coincidiría con otras carreras a las que bastantes participantes se inscriben o bien te arriesgas  a pasar al otro extremo y tener mal tiempo. Dificil decisión.

Debido a este calor lo que debería haber sido una carrera similar a la del año pasado, por lo menos para mi fue un bonito, duro e inesperado reto el que me encontré. Yo sufro mucho con el calor (llego a tener dolor de cabeza en las noches de verano mientras duermo y voy con pijama de verano en diciembre) y esa situación fue dura de gestionar.

Llegué a tener que buscar una sombra en uno de los puntos de avituallamiento y echarme literalmente a dormir tras la durísima subida a pleno sol que no supe gestionar a nivel de hidratación.

Mi increíble compañera Denisse de Tigers Running Club (@unamamaenzapatillas en Instagram)  me acompañó durante toda la subida pero no fui capaz de seguirla cuando empezaba la bajada al empezar a sentir dolor de cabeza y mareos. Muy grande esta mujer.

29180580514_4bfe027220_o

Tuve que insistirle en que siguiera adelante mientras yo paraba a intentar recuperarme. Como había voluntarios durante todo el recorrido no había problema en buscar ayuda para abandonar o pedir atención médica si la necesitaba. Un fuerte aplauso a todos los voluntarios que me hicieron sentir seguro durante la carrera.

Pensando en donde abandonar mientras estaba echado al lado de un pilón y casi a punto de llorar de rabia empecé a sentirme mejor con el descanso y decidí continuar hasta el siguiente avituallamiento andando.

Se me hizo eterno sin duda ese camino pero sirvió para mentalizarme que podía acabar si me recuperaba bien comiendo sólido y bebiendo y controlando el ritmo andando y corriendo a intervalos.

No era la primera vez que vivía esta situación puesto que en la Transcandamia del año pasado una indigestión por la cena previa a la carrera me hizo vomitar y tener que recuperarme en carrera de ese contratiempo.

Y  en efecto tras un buen rato en el avituallamiento, muy completo y con gente encantadora velando por mi salud, me empecé a recuperar y recuperar la sonrisa.

Y vaya si lo hice. Acabé corriendo a ritmos altos y adelantando a bastante gente (tenía que ir practicamente el último) lo que me ayudó a no parar hasta la meta y disfrutar de todo el escenario que me rodeaba y entrar de la manera que veis.

29182395183_fdd15cc257_o

Esta carrera es donde mas he sufrido y sin embargo es una de las que guardo en mi cabeza y mi corazón  con especial cariño porque consigue sacar lo mejor de mi mismo, esfuerzo, resistencia, tesón y no rendirse nunca.

Y una gran lección: Debo preparar con la misma seriedad sino mas las carreras de montaña especialmente en lo relativo a hidratación y nutrición durante la carrera y entrenar en montaña en las mismas condiciones que vaya a encontrarme el día de competición.

Pero mas importante aún te hace pensar y escucharte a tu cuerpo, ser humilde y al final te recompensa con una llegada a meta donde todo el cariño del mundo te está esperando.

Y os prometo que algún día completaré esos 45 km.

Guerrero de Gredos 2016: El gran reto del año

A diferencia de otros veranos donde me he tomado un mes de Agosto sabático a nivel deportivo, este año sigo entrenando y luchando contra ese gran enemigo llamado calor por conseguir acabar la que será la carrera mas larga y difícil en la que voy a participar hasta ahora; El Guerrero de Gredos Extreme. 45km con 2903m de desnivel positivo en la sierra de Gredos, Candeleda.

Mi experiencia previa en carreras de montaña no es demasiada. Un medio maratón en Etiopía, dos Transcandamias de 20km y  algunas carreras de 14 km en la sierra de Madrid. Y la primera edición del Guerrero de Gredos el año pasado en la distancia de 22 km.

Fue duro acabarla al no haber entrenado absolutamente nada en Agosto pero la belleza del recorrido y la forma que me quedaba de haber corrido el maratón de Barcelona hicieron que acabara la carrera. Y nos llevamos un inesperado regalo; mis gatos :). Nos los regalaron las dueñas de la casa donde nos alojamos Emma y yo.

21670622119_2eacba935d_o

Así pues para conseguir este duro objetivo me he puesto en manos una vez mas de Tigers Running Club, con uno de los organizadores de la carrera como entrenador para la ocasión, Alberto Muñoz.

Y como no, he empezado a salir los domingos a la montaña a entrenar con un grupo de valientes y pacientes cracks de compañeros de entrenamiento que están intentando que no me pese tanto el culo al subir como  hasta ahora.

Está siendo complicado seguir el plan de entrenamiento sobretodo por el calor (que a mi enseguida me produce dolor de cabeza), pero con los compañeros de entrenamiento que tengo estoy empezando a ponerme en forma y creo que aunque va a costar mucho llegar a esa meta, tengo opciones de conseguirlo.

Queda un mes para estar en la salida en Candeleda así que solo puedo decir … ¡A tope!

 

Corriendo por el corazón de Madrid

En el último mes he participado de manera algo inesperada (dorsales de gente lesionada que te llegan en el último minuto)  en dos carreras que me encantan ya que su recorrido transcurre por las calles mas emblemáticas de Madrid.

Me refiero a la 37 Carrera del agua y la 8 Carrera de Madrid (o Norte contra Sur).

Estas carreras me encantan ya que participa mucha gente y se forma un ambiente de fiesta del deporte que adoro.

Y si le añades el correr sin coches por calles donde he vivido y realizado multitud de actividades y vivido muchos momentos personales para el recuerdo la diversión y satisfacción es total.

Ambos son circuitos con una altimetría suave (pero ojo con subestimar el esfuerzo necesario para acabarlas y participar sin haber entrenado antes) que provoca que muchos corredores intenten realizar su marca personal en los 10kms.

Este año he corrido rodeado de muchos compañeros de running y la verdad es que es lo que mas me motiva para participar en estas carreras. Eso y las cañas de después claro.

Pero este año además pude cumplir un pequeño sueño que no ha sido ni mas ni menos que hacer de liebre para uno de mis mejores amigos el cual siempre tiraba de mi y me esperaba cuando yo no era mas que un futbolista que se arrastraba por las carreras.

Ahora la situación es distinta ya que yo llevo dos años y medio sin jugar al fútbol y entrenando en un club de running para corredores populates y el se ha unido al mismo hace tres meses.

Asi que en la carrera del agua  lo dimos todo con un objetivo muy claro: que bajara de 45 minutos.

Había seguido un plan de entrenamiento en Tigers Running Club y estaba preparado para ello.

Además debo decir que Nacho cuando estábamos en el instituto tuvo una lesión en el rotuliano que le tuvo un año de rehabilitación.

Era un reto doble pues, conseguir el tiempo y que no se resintiera de esa vieja lesión.

Y el reto fue logrado!

44 minutos 30 segundos nos llevaron a entrar juntos de la mano en la meta hinchados de satisfacción y felicidad. Juntos todo es posible amigo.

Asi que tras estas dos carreras de 10 km y la temporada de asfalto cerrada solo queda disfrutar de la Madrid Night Race 2016 esta madrugada del sábado 9 al domingo 10 de Julio (para la cual he sido invitado) y preparar el siguiente gran objetivo que es el 3 de Septiembre… y será el mayor reto al que me he enfrentado hasta ahora… pronto sabréis mas!

 

Maratón de Madrid: La vida hecha carrera

Se hizo realidad. Crucé la meta. Sonriendo, besando el anillo de mi felicidad, con dos dedos levantados, apretando los dientes. Satisfecho, alegre, emocionado y agradecido. Mi segundo maratón completado. El primero en la casa donde este que os habla se crió, El Retiro, Madrid. En un tiempo competitivo, de los que te dejan un buena sabor de boca (3h 40m), recordando todos los momentos vividos durante los 3 meses de preparación, las personas que han estado a mi alrededor, sus historias y momentos. Y sobretodo bien acompañado. David, Transvulcania y la vida en general es para gente como tu, lo sabemos todos y tu no lo debes olvidar.

Y no fue fácil.

Los primeros 29-30 km se hicieron según el plan entre 4:50 y 5:00 minutos por km con muy buenas sensaciones, acompañado de mi pareja de maratón Rudolf, incombustible y sonriente.

Nos preparamos para los últimos 10 km  de subida duros que nos esperan hasta la meta (de Madrid al cielo dicen…) en compañía de nuestro ángel de la guarda, David, que como parte de su preparación para su gran reto (Transvulcania, ahí lo llevas) y fruto de su generosidad corre con nosotros desde el km 26.

0007Y que necesario fue ese extra de motivación, porque los últimos 10 km se hacen duros de verdad, bajando el ritmo mas de lo planeado, 5:15 m por km hasta unos realistas 5:30-5:40 que adaptamos según las fuerzas en las piernas que nos quedan.

Todavía resuenan en mi cabeza las palabras de ánimo de David; “Vas muy bien Juanvi”, “Toma agua, lo tenemos hecho”, “Nos esperan en meta, como campeones”, “Ole tus huevos”… Joder David al final haré una carrera ultra contigo y todo.

Y es cuando confirmas, que llevas dentro de ti, mucho mas de lo que pensabas. Aprieto dientes y no dejo de sonreír y agradecer con la mirada y algún gesto todos los ánimos de la gente y un plus de energía me entra al ver caras conocidas que están a pie de asfalto corriendo conmigo. Santi coño eres buena gente y no dejes que nadie te haga dudar de ello.

Y tras muchas emociones y mucho sudor (“coño hace calorcete” pienso) aparece; la puerta del Retiro, último kilómetro que corro sonriendo y gozando como nunca, David móvil en cámara grabando la llegada, emocionados, recibiendo el calor de todo el público. Joder si es que casi lloro cruzando la meta. Emma tuvo mucho que ver en eso. Mejor llegada que esa no me podía imaginar. Allí estaba ella como lo estará el resto de mi vida. A mi lado.

Estoy en meta, esperando noticias del resto de mis compañeros. Mucho esfuerzo juntos, muchas historias y motivaciones en esos dorsales. Necesito verles llegar. Necesito ver esas medallas en sus cuellos. La mía sola no me da la felicidad completa. Y vaya que si llegó la felicidad ese día. Las fotos hablan por si solas.

MAS FOTOS DEL MARATÓN DE MADRID AQUÍ

No fue fácil ya os digo.

Pero cuando cruzas la meta, sonriendo y todo el mundo que te quiere está allí, llegas al club y compartes con tus compañeros lo conseguido y acabas el día lamiéndote las heridas de la batalla con esa gente con la que empezastes a correr un buen día dando vuelas al Ángel Caído (Medio Almendros forever) te queda claro que todo ha merecido la pena.

 

Pero entrenando con un gran equipo como son todos los miembros de Tigers Running Club, no podía fallar. Madrid era la gran cita para confirmar que estoy en el mundo del running para quedarme, para que sea un estilo de vida.

No voy a entrar en mucho detalle de como ha sido el entrenamiento. Os dejo los planes de entrenamientos que he seguido durante los 3 meses para todo el que sea curioso sobre el tema. Me he saltado algún día porque la vida aprieta y no vivo de esto. Pero me he esforzado siempre para cumplirlos lo mejor posible. Empecé dos semanas después que la mayoría pero no fue excusa para acabar estando en forma. Esfuerzo como en todo en esta vida es la clave. Pero ese esfuerzo vale la pena si entrenas con gente que tiene los conocimientos, la experiencia y la pasión necesarios para ello. Prueba un día (de manera gratuita) en un club para runners populares como Tiger Running Club y verás de que te hablo.

Al final todo se basa en buscar tu objetivo y luchar por ello, pero de manera equilibrada. Si no entreno como Javi Gomez Noya y vivo para ello, no haré nunca sus tiempos. Asi que no juguemos a ser Gomez Noya. Juguemos a ser el mejor yo posible. Esto se puede aplicar a todo en la vida.

Nos vemos en la siguiente batalla.

Camino de mi segundo maratón: Rock and Roll Madrid 2016

El 2016 tenía para mi un claro objetivo: Mi segundo maratón.

Y que mejor escenario que el maratón de mi ciudad, donde me he criado y cuya meta está en un lugar donde he debido pasar decenas de miles de veces; El paseo de coches de El Parque del Retiro.

En dicho Parque del Retiro es donde me he criado, jugando innumerables horas al fútbol, paseando con mis padres y desfogándome con mis amigos.

Y es donde empecé a entrenar con Running Company Madrid, un buen día de Enero del 2014 en la fuente del Ángel Caído.

Es el lugar que me ha visto hacer todo tipo de ejercicios de running, interminables series y fartleks y sobretodo donde he reído mucho y me he sentido muy libre y en paz.

Siempre ha sido mi refugio y me parece el mejor escenario para cruzar esa meta y colgarme la segunda medalla de lo que espero sea una larga lista.

Así pues este año estoy preparándome dicho maratón con el nuevo club que ha sido fundado por el que fue el entrenador de mi exitoso primer maratón (3:30, Barcelona), Agustín Rubio; Tigers Running Club.

Este año me ha costado mas sacar tiempo para entrenar pero finalmente llego de nuevo en un buen estado de forma a falta de un mes para afrontar el mismo.

Los entrenadores son excelentes profesionales (http://www.tigersrunningclub.com/entrenadores/)  y mis compañeros son grandes personas y buenos deportistas los cuales hemos hecho un gran grupo que vamos a correr al mismo ritmo (5:15 minutos por km) para intentar llegar todos juntitos como hemos hecho los 2 primeros meses de entrenamiento que han sido durillos la verdad.

IMG-20160319-WA0014 600420_573403349477310_8717941515455166720_n

Llego sin molestia alguna a este último mes de preparación por lo que estoy confiado en finalizar con éxito este segundo maratón en mi casa.

Os dejo adjunto mi plan personal de los dos primeros meses que os puede servir como referencia pero que poco vale sin la supervisión de un entrenador que os lo haga adaptado a vosotros y lo supervise.