Transcandamia 2017; ¡No hay dos sin tres!

Porque es la tercera vez consecutiva que vuelvo a participar en esta carrera… ¿Algo debe tener entonces no?

Desde Madrid y por tercer año consecutivo hemos vuelto a venir un nutrido grupo de amigos corredores  que va creciendo cada vez mas.

Y el porqué es sencillo; Nos sentimos excepcionalmente acogidos, queridos y atendidos en esa tierra llamada León. Humilde como nosotros y llena de rincones acogedores de esos que nos gustan tanto para correr, pensar y descansar. Ciudad limpia y placentera de ver con habitantes amables y sonrientes.

Y porque cada poro y centímetro de la Transcandamia rezuma cariño y dedicación, esfuerzo e ilusión y esas son las carreras que corredores populares y algo fiesteros como nosotros buscamos. Lejos de los records y de los titulares.

Este año además ha sido el primero que hemos corrido sin barro que no viene mal para ver el recorrido y no intuirlo. Aunque os voy a decir una cosa … ¡la mejor Transcandamia es con barro!

Acabamos contentos y sin lesiones y muy felices y agradecidos por todo asi que quede aquí como muestra un vídeo personal y desenfadado y el álbum de fotos  de nuestra experiencia este 2017.

Y un agradecimiento especial a nuestro sherpa Santi que nunca caminará solo.

Advertisements

Transcandamia 2016; Salió el héroe que todos llevamos dentro

logoEl año pasado unos cuantos valientes (y un poco locos) nos aventuramos en una aventura en el corazón de León de la mano de una persona que conocimos gracias al running y ya es un tesoro en nuestra vida (Santi, vales mucho truhán).

Este reto se llama Transcandamia y ya hablé de la carrera y sus datos técnicos el año pasado (podéis encontrar toda la información aquí). Es por ello que no me voy a extender en este punto ya que el recorrido fue prácticamente el mismo. Solo corroborar el buen hacer de la organización visto el año pasado, facilitando enormemente la logística, no solo en la carrera sino durante todo el fin de semana.

Lo novedoso de este año fue el clima. Una verdadera trampa para los corredores en forma de lluvia dejó el recorrido en unas condiciones muy duras. El barro lo cubría todo y la lluvia fue nuestra compañera de viaje en este ya de por si duro reto.

La organización reaccionó bastante bien ante las inclemencias del tiempo y con un ejercito de voluntarios sin los que esta carrera no tendría sentido tuvimos todo el control, apoyo y ayuda necesarios desde el primer hasta el último corredor para llegar a buen puerto.

El ánimo de un valiente público al que no le amedrentó ni la lluvia ni el barro le deja a uno sin palabras.

Y fue muy necesario. Porque hay dos tipos de corredores en estas carreras; los que tienen amplia experiencia y salen a ganar y los que afrontan estas carreras como un reto mas de la vida contra si mismos y nadie mas ni nada mas.

Y estos últimos (donde yo me incluyo claro) nos encontramos ante un verdadero reto en forma de 20 km de lluvia, barro y fuertes subidas y bajadas que no eran fáciles de atravesar corriendo.

Y es aquí cuando todos sacamos esa fuerza que no siempre has estado convencido de tener, ese coraje y afán de superación tan necesario en la vida y que te lleva a conocerte a ti mismo y a conocer a personas que de otra manera nunca habrías conocido.

Llegas a darte cuenta de lo importante que son cosas sencillas y lo despreciable que son otras tantas que a veces nos empeñamos en darles demasiada importancia.

Yo he vivido todo eso en las dos ediciones de esta carrera y solo quería compartir estos pensamientos tras pasarme 4 horas exactas tirándome por bajas embarradas “culo a tierra”, apoyado por personas que no me conocían de nada, empujado y ayudado a subir cuestas por corredores que sabían que lo importante no es el cronómetro por mala fortuna correr la mitad de la carrera con problemas estomacales.

Y había dos formas de afrontar todo esto; con mala cara o con una sonrisa.

Por suerte para mí me rodeaban personas que se preocupan de que todo esto lo hagamos con una sonrisa en la cara, ya que sino no tendría sentido.

Os dejo mi particular galería de fotos de la experiencia con ese enorme grupo que me  acompañó en el viaje. Si queréis ver mas fotos y videos hechos por aficionados, corredores y periodistas de la carrera visitad el  perfil de Facebook del evento.

 

¡Hasta el año que viene Anibalada!

Transcandamia 2015; una carrera épica y única en León

El 11 de enero participé en una carrera  que tuvo lugar en el corazón de León de manera inesperada que fue una grata sorpresa para mí. Transcandamia 2015

cartel_transcandamia_2015

Con un guía de lujo (Gracias Santi por llevarnos a conocer León) pude pasar el sábado conociendo el casco histórico de León y catar la gastronomía de la zona (vinos y cecina a tutiplén) para acabar rompiendo todas las reglas del buen corredor y acostarnos mas bien tarde. Pero la ciudad y la compañía lo merecían.

Ese mismo sábado asistimos a la charla sobre la carrera en la tienda Interval Runners donde se dio la palabra a varios corredores con experiencia y anécdotas en otras ediciones de la carrera que fue bastante enriquecedora para los novatos como yo.

IMG_20150110_191751530_HDR

Aprendimos pequeños trucos de los mejores, conocimos la corta historia de la carrera, detalles de la ciudad y sobretodo a toda la gente que hace posible este tipo de carreras, con poca gente (500 participantes), por un circuito precioso, una logística perfecta y mucho cariño en cada detalle.

Ciñéndonos a la carrera comentar que si bien el terreno no era demasiado técnico siendo una mezcla de cross por montaña, el desnivel si que era exigente acumulando 2000m en 20.5 km . Subidas y bajadas constantes hacían difícil coger un ritmo y se vieron numerosas caídas en las bajadas, especialmente divertidas las que amortiguabas con el culo, y en alguna subida hubo que echar la mano a tierra para poder subir.

Screen Shot 2015-01-26 at 18.11.53

El público animaba en varios puntos del recorrido y en todo momento nos sentimos seguros ya que había bastante gente de la organización a lo largo del circuito. La señalización fue muy buena y nunca hubo dudas de por donde ir.

Pero si algo hace especial esta carrera es sin duda LA LLEGADA. Su nombre; HANIBALADA. su desnivel; 30% aprox. Describir lo que se siente al subir esta pared agarrado a una cuerda (sí, no estoy loco, adjunto foto de prueba) es difícil, pero se puede describir como una mezcla de felicidad, cansancio, emoción, satisfacción y epicidad. Es algo que se debe vivir. El ánimo de la gente te empuja a subir con todas tus fuerzas y levantar los brazos con fuerza por el objetivo conseguido.

Por todo ello si quieres vivir una carrera diferente, una experiencia diferente esta carrera debe estar en tu calendario.

!Nos vemos el año que viene Transcandamia!

Álbum de fotos personal de la carrera.